ACCESSIBILITY

Sedación Odontológica

Existe un gran número de estadounidenses que no realiza visitas periódicas al consultorio odontológico por miedo o por sufrir ansiedad dental. La sedación odontológica es una manera excelente de tener una experiencia odontológica segura y libre de ansiedad para quienes tienen miedo al odontólogo.

Muchas veces se cree, erróneamente, que la sedación odontológica induce el sueño. De hecho, la mayoría de los sedantes permiten que el paciente se mantenga despierto durante el procedimiento. Algunos medicamentos tienen como efecto secundario el producir somnolencia; pero el óxido nitroso, la sedación consciente vía oral y los sedantes intravenosos solo actúan calmando la ansiedad del paciente durante la consulta odontológica.

La popularidad de la sedación odontológica se debe a que la mayoría de los sedantes se pueden tomar por vía oral, es decir sin inyecciones, ansiedad ni dolor algunos. Algunos sedantes son tan eficaces que el paciente no recuerda ni olores ni detalles del procedimiento. La seguridad y el cumplimiento de las normas son dos aspectos importantes de los tratamientos, por lo que la sedación odontológica se presenta como la mejor alternativa tanto para el odontólogo como para el paciente.

Independientemente del medio de sedación, es esencial estar acompañado de un profesional de la salud. A veces los sedantes se administran la noche anterior a la consulta odontológica, y por eso se desaconseja ir y volver del consultorio conduciendo un automóvil.

A continuación encontrará algunas ventajas que presenta la sedación odontológica:

  • Alivia la ansiedad;
  • Pocos efectos secundarios;
  • Pueden realizarse más tareas en cada visita al consultorio;
  • Sin inyecciones;
  • Sin dolor;
  • Perfectamente seguro;
  • Los procedimientos parecen más cortos.

¿Qué tipos de sedantes existen?

Los sedantes odontológicos más populares son el óxido nitroso, la sedación consiente vía oral y la sedación intravenosa. Se pueden utilizar diferentes niveles de sedación (leve, moderada y profunda) según las necesidades particulares. Antes de administrar cualquier tipo de sedante, el odontólogo debe analizar todo el historial médico del paciente y registrar cualquier medicación que el paciente esté tomando.

A continuación encontrará un resumen de los tipos de sedantes odontológicos más comunes:

Óxido nitroso

El óxido nitroso, o “gas de la risa”, se usa como sedante leve. Se administra mediante una mascarilla nasal durante todo el procedimiento. El óxido nitroso eleva el ánimo de la persona y puede evocar una sensación general de bienestar. Lo que es más importante: alivia la ansiedad y reduce el dolor durante el procedimiento. Además, es posible que se sienta cierto cosquilleo y entumecimiento. Existen pocos efectos secundarios vinculados al uso de óxido nitroso, que los odontólogos utilizan en forma segura desde hace varios años.

Sedación intravenosa

La sedación intravenosa es un tipo de sedación moderado. Los pacientes que experimentaron la sedación intravenosa afirman que se sintieron como si hubiesen dormido a lo largo de todo el procedimiento. Generalmente, los sedantes intravenosos se utilizan en tratamientos más cortos. Como se los administra mediante una inyección directa al torrente sanguíneo, el efecto es inmediato. A veces los pacientes se sienten atontados y somnolientos cuando se retira el sedante intravenoso. Por eso es importante llevar a un conductor designado para poder regresar a casa.

Sedación consciente vía oral

La sedación consciente vía oral es una opción excelente para quienes les temen a las agujas. La medicación oral se proporciona antes del tratamiento para inducir un estado de sedación moderado. Pese a que los sedantes orales no causan somnolencia, suelen disminuir los sentidos. Eso significa que la mayoría de los pacientes no pueden recordar el dolor, los olores ni los ruidos asociados al procedimiento. Generalmente, se toma una dosis de la medicación antes de la consulta y luego se administra la cantidad que sea necesaria durante el procedimiento.

¿Qué tipo de medicamentos se usan en la sedación consciente vía oral?

La mayoría de los medicamentos que se utilizan en la sedación odontológica se clasifican como benzodiacepinas. Las benzodiacepinas reducen la ansiedad, los espasmos musculares, el insomnio y las convulsiones. Cada medicamento tiene una vida media distinta, por lo que la duración de sus efectos varía. La duración estimada del procedimiento determinará qué tipo de medicamento será el más eficaz.

A continuación encontrará algunos de los medicamentos más comunes en la sedación consciente vía oral:

Valium®este sedante tiene propiedades amnésicas y una vida media larga. Se lo suele utilizar en procedimientos largos y complejos.

Halcion®el Halcion, que se utiliza habitualmente para tratar el insomnio, es un sedante eficaz con propiedades amnésicas. Se utiliza en procedimientos cortos, ya que su vida media es corta.

Ativan®este sedante es conocido principalmente por reducir la ansiedad. Posee propiedades amnésicas y vida media mediana. El Ativan se suele utilizar en tratamientos que duran menos de dos horas.

Versed®este sedante tiene la vida media más corta, por lo que se usa menos. Alivia la ansiedad del mismo modo que el óxido nitroso y se lo utiliza para consultas que no superan los 30 minutos.

Si tiene preguntas o inquietudes acerca de la sedación odontológica, consulte a su odontólogo.

Testimonials

View More