accessibility ACCESSIBILITY

Xylitol: reducción de caries

Las caries son un problema común, pero evitable, durante la infancia. Si no se recibe tratamiento, las caries en los dientes de leche (primarios) y los dientes permanentes (adultos) se vuelven dolorosas e impactan en forma negativa en la estética y la funcionalidad de las piezas dentales.

Algunos niños son particularmente susceptibles a las caries, aun cuando se sometan a exámenes dentales periódicos y reciban cuidados bucales en la casa. Recientemente, la Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica (AAPD, por su sigla en inglés) reconoció los beneficios de una sustancia llamada xylitol para reducir las caries en los niños.

¿Qué es el xylitol?

El xylitol es una sustancia natural que se encuentra en muchas frutas y verduras. Algunos de los alimentos más comunes ricos en xylitol son: bayas, hongos, maíz y lechuga. Según un estudio, consumir entre 4 y 20 gramos de xylitol por día, divididos en dos, tres o más raciones, puede reducir la formación de caries y perforaciones en hasta un 70 %. Como punto de referencia, una sola taza de bayas posee un poco menos de un gramo de xylitol.

Animar a los niños (especialmente a los bebés mayores) a consumir cuatro o más tazas de frutas o verduras a diario puede ser una tarea difícil. Es por eso que el xylitol también se consigue como sustituto del azúcar, goma de mascar y concentrado en muchos alimentos sanos. Ningún otro sustituto del azúcar demostró beneficiar los dientes jóvenes de esa forma.

Se debe tener en cuenta que el consumo excesivo de xylitol no proporciona “más” protección dental. Consumir la cantidad diaria recomendada es suficiente como refuerzo para otros intentos de reducir las caries, y sus efectos se mantendrán a futuro.

¿Cómo actúa el xylitol?

Existen muchos factores que, combinados, aumentan la susceptibilidad a sufrir caries infantiles. Esos factores incluyen: hábitos de cuidado bucal, alimentación, consumo de carbohidratos, consumo de sacarosa, índice de flujo de saliva y resistencia de los dientes a la placa.

Más específicamente, las bacterias bucales perjudiciales se alimentan de azúcares y carbohidratos y producen ácidos. Cuando se consumen alimentos dulces, esos ácidos atacan y destruyen el esmalte dental susceptible. El xylitol neutraliza los ácidos, por lo que reduce la destrucción del esmalte y minimiza la amenaza de caries. Además, estimula la producción de saliva, de modo que las partículas de alimentos, la placa y las bacterias se eliminan continuamente de los dientes. Cuando se usa en combinación con flúor, el xylitol remineraliza el diente, protege el esmalte y minimiza la formación de nuevas caries.

¿Cuándo debe mi hijo comenzar a usar xylitol?

Aunque el chicle de xylitol no es apto para niños muy pequeños, los bebés se benefician del el consumo materno de la goma de mascar. Las madres de niños que tienen entre tres meses y dos años, y mastican xylitol varias veces al día, protegen a sus hijos de las caries hasta los cinco años.En ese caso, el xylitol reduce la cantidad de microorganismos que se transmiten de madre a hijo.

Una vez que el niño sea mayor, podrá consumir xylitol como un sustituto del azúcar o al comer frutas y verduras. Los niños de más edad pueden reducir la amenaza de las caries consumiendo goma de mascar con xylitol.

Si tiene alguna pregunta o inquietud acerca del xylitol o sobre las caries, consulte a su odontólogo pediátrico.


Testimonials

View More